top of page

¿Cuántas ovas fertilizadas tengo para incubar?

En estas breves líneas queremos enseñarte un método simple para la estimación del número de ovas en un recipiente. Sea que hayas comprado ovas a un proveedor, o que tus reproductores hayan puesto y fecundado ovas, seguramente precisarás saber cuál es el número de ovas con que cuentas, a fin de preparar tus dispositivos e insumos para las siguientes etapas en la vida de tus cultivos.

La ciencia nos enseña que debemos preferir las explicaciones más simples antes que las más complejas. En el caso de la cuantificación del número de ovas, podemos emprender el complejo conteo uno por uno de cada unidad. O bien podemos aplicar el método de Von Bayer. Este método ha sido presentado en el año 1908 durante el 4to Congreso Internacional de Pesca, llevado a cabo en Washington, USA. Como ves, se trata de una herramienta con más de un siglo de vigencia.

El procedimiento es simple: en un perfil de 12 pulgadas de largo ubica un huevo al lado del otro hasta llenar toda la extensión. Cuenta la cantidad de ovas que entraron y divídelo por 12 pulgadas (machete: 1 pulgada equivale a 2,54 centímetros, por ende 12 pulgadas equivalen a 30,48 centímetros). El resultado es el diámetro promedio de un huevo. Por ejemplo, si en tu perfil de 12 pulgadas entraron 48 ovas, significa que el diámetro promedio de cada una es de 0,25 pulgadas (12/48=0,25). El siguiente paso es revisar la tabla de Von Bayer, buscar en la columna “Diámetro” el número 0,25 y desplazar la vista hacia la columna de la derecha “Número” para identificar el número de ovas de dicho tamaño que caben en un cuarto de galón (machete: 1 galón= 3,78 litros, por ende 0,25 galón = 0,94 litros, es decir, casi 1 litro). En nuestro ejemplo, para una ova con un diámetro promedio de 0,25 pulgadas, en un cuarto de galón cabrán 4.331 ovas.

La tabla es larga de pegar, así que te dejamos un link de Google Scholar donde la hallarás y podrás descargar: http://210.212.232.211:8080/jspui/bitstream/123456789/1128/1/CMFRI-162%20article%2030.pdf Está en inglés pues se trata del artículo original, pero si has leído hasta aquí ya sabes cómo utilizarla sin necesidad de traducir una sola palabra.

Si no cuentas, por descuido, con la tabla de Von Bayer, puedes intentar un método sencillo de aplicar a través del conteo volumétrico, para esto tomas un pequeño recipiente y calculas su volumen, por ejemplo, un frasco de vidrio cilíndrico y pequeño (Pí x r2 x h) contabilizas la cantidad de ovas que entran en el frasco… luego contabilizas la totalidad de frascos que llenas lo multiplicas por las unidades que entran en cada frasco o recipiente pequeño que elijas para el conteo y tendrás las unidades de ovas total con las que cuentas para eclosionar.

Cabe aclarar que actualmente existen dispositivos de conteo electrónico, que permiten estimar el número de ovas con un escaso margen de error, pero se trata de una opción al alcance de empresas que puedan afrontar justificadamente su costo. Para el resto de los emprendedores, el método de Von Bayer o el conteo volumétrico sigue siendo la mejor solución.

Esperamos que te resulte útil. Un productor acuícola debe conocer y familiarizarse con las distintas herramientas y dispositivos disponibles para obtener un cultivo exitoso. Como ves, si aprendes lo que otros productores generosamente nos han legado no resulta necesario realizar grandes erogaciones para contar con sus beneficios. En la Escuela de Acuicultura Productor Acuícola apoyamos tus ganas de producir y emprender.


Alejandro de Marval

Docente de la Escuela de Acuicultura Productor Acuícola

info@productoracuicola.com.ar





190 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page